España, líder en plaguicidas por 5º año consecutivo

España vuelve a ser líder europea en plaguicidas, residuos de sus envases, por 5º año consecutivo.

Líder europea en venta de plaguicidas

Según los datos de comercialización de plaguicidas del año 2021 del Ministerio de Agricultura (los últimos publicados a fecha de hoy), España, con 76.448 toneladas de plaguicidas vendidos, vuelve a ser líder europea en venta de estos tóxicos.

Como puede verse en la tabla del propio Ministerio de Agricultura, la evolución de las ventas es diferente para cada tipo de sustancia: las ventas de insecticidas y fungicidas aumentaron un 2% y un 4,5% respectivamente, mientras que las de herbicidas y otros plaguicidas disminuyeron un 2,4 y un 4,3% respectivamente.

 

La tendencia al alza en las ventas de plaguicidas no para. En 2021, aumentaron un 0,6% respecto al año 2020.Lo mismo en años anteriores, consiguiendo que España también fuera líder europea en plaguicidas en 2019, y en años anteriores. En total, las ventas de estos tóxicos han aumentado un 17% en los últimos años.

Más plaguicidas, más contaminación

Más plaguicidas (y en enormes cantidades) implican más contaminación de los ecosistemas. Los primeros afectados son la flora y la fauna silvestres (peces, anfibios, insectos…), no solo por la diseminación del propio plaguicida sino también por el abandono de sus envases.

Los envases de plaguicidas son residuos tan tóxicos como la sustancia que han contenido. Y por desgracia, el 37% de estos envases acaban tirados por las acequias y terrenos circundantes, cuando no arrojados directamente en vertederos ilegales o en cauces de ríos.

El anterior gráfico, extraído de la memoria anual de SIGFITO (Sistema de recogida de envases fertilizantes),muestra que en 2021 no se gestionaron 3.048 toneladas de envases de plaguicidas. También que en los últimos 5 años, la cifra de estos residuos peligrosos abandonados en la naturaleza se estima que asciende a 16.000 toneladas.

Finalmente, los tóxicos de los plaguicidas y de sus envases acaban en nuestro cuerpo. Bien sea a través de los alimentos, del agua o del aire, lo que hacemos a la naturaleza, nos lo hacemos a nosotros mismos.

Contabilidad de riesgo creativa

España y la Unión Europea han adquirido compromisos de reducción de plaguicidas. Concretamente, el de reducir un 50% el uso y riesgo de los plaguicidas sintéticos para el año 2030, de la Estrategia de la Unión Europea “de la granja a la mesa”. ¿Cómo pretende España cumplir este objetivo si las ventas de plaguicidas no dejan de aumentar?

Aquí es donde entra la «contabilidad creativa«. Europa mide el objetivo de reducción con un indicador que se fija, no solo la cantidad sino también el riesgo de los plaguicidas, como explica el informe «La mochila tóxica«. Incluir en el indicador la medida del riesgo permite «trucos» que consiguen que, para España, el indicador diga que ha logrado una disminución del riesgo del 22% en los últimos cinco años, aún a pesar de haberse producido un incremento superior al 17 % en la venta de plaguicidas.

Creatividad contable aparte, la contaminación está ahí y obliga a que el uso de tóxicos para producir alimentos se convierta en una reliquia del pasado. España debe avanzar hacia nuevas formas de cultivar que respeten al planeta. 

Artículos relacionados